Chequeo preventivo y de detección temprana del cáncer de seno

  • 11.10.2018

El cáncer de seno es una enfermedad en la cual, se forman células malignas en el tejido mamario. En Costa Rica, es el segundo en frecuencia y representa el cáncer de mayor mortalidad para las mujeres.

Al ver estos datos, usted se puede preguntar ¿es posible la detección temprana del cáncer de seno? Y la respuesta es: claro que sí.

Las pruebas de detección periódicas son de suma importancia, ya que, en algunos casos, el cáncer de seno es detectado después de que surgen los síntomas, pero muchas mujeres no llegan a manifestarlos específicamente en etapas tempranas.

Síntomas del cáncer de mama

Los síntomas más frecuentes que presenta una mujer con cáncer de mama son: la aparición de un bulto en la zona del seno o la axila, secreción del pezón distinta a la leche materna, hinchazón del seno (en una parte o su totalidad), dolor persistente en el seno, irritación, enrojecimiento y/o engrosamiento de la piel del seno.

Chequeo preventivo

El chequeo preventivo o de detección temprana de Oncosmart, tiene como objetivo principal detectar en estado temprano la enfermedad e individualizar el riesgo de desarrollar la enfermedad según factores de riesgo hereditarios o adquiridos durante la vida. Dicho chequeo está enfocado en las mujeres que tienen más de 40 años, sin antecedentes de cáncer; o bien, en mujeres menores de 40 años que tienen un historial familiar positivo en cáncer de seno.

En una consulta de prevención y/o detección temprana, se realiza un examen físico exhaustivo. Se revisa el historial de salud (hábitos, estilo de vida y antecedentes familiares) y se complementa con una o más de las siguientes pruebas, según las necesidades de cada persona:

  • El examen clínico del seno: lo realiza un profesional capacitado que palpa el seno y la región axilar en busca de bultos o cualquier cosa que parezca inusual. Es importante resaltar que el autoexamen es complementario, pero no reemplaza esta revisión médica.
  • Mamografía digital: consiste en una radiografía del seno, la cual puede evidenciar alteraciones que son muy pequeñas para ser detectadas por el tacto. Un dato interesante es que las mujeres a partir de los 40 años que se someten a mamografías de detección tienen menos posibilidades de fallecer por este cáncer, que quienes no lo hacen.
  • Ecografía de mama (Ultrasonido de mamas): este examen emplea ondas sonoras para producir imágenes del seno. Si bien, la ecografía no se usa de primera línea para realizar la detección de cáncer de seno, si puede usarse para complementar una mamografía y ayudar a describir las características de la mama.
  • Imágenes por resonancia magnética del seno: Se utiliza para valorar a pacientes de alto riesgo. Evalúa la extensión de un cáncer de seno ya diagnosticado y analiza detalladamente zonas de interés identificadas en una mamografía, ecografía o durante el examen físico.

Acuda con su doctor de cabecera o venga y realice un chequeo preventivo y/o de detección temprana de Oncosmart. ¡La prevención y detección temprana es la clave de una vida saludable!

Dra. Loretta Fernández.
Especialista en Medicina General, parte de la Red Médica MediSmart.

Descargo de responsabilidad médica

« Regresar