Cuidados para su corazón

  • 30.09.2019

Según la Organización Mundial de la Salud "los ataques al corazón y los accidentes vasculares cerebrales, suelen ser fenómenos agudos que se deben sobre todo a obstrucciones que impiden que la sangre fluya hacia el corazón o el cerebro. La causa más frecuente es la formación de depósitos de grasa en las paredes de los vasos sanguíneos que irrigan el corazón o el cerebro. También pueden deberse a hemorragias de los vasos cerebrales o coágulos de sangre".

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte a nivel mundial, por lo que cuidar de su corazón requiere atención primordial en el día a día. Le brindaré cinco consejos para reducir las posibilidades de padecer alguna de estas condiciones:

  1. Evite el tabaquismo: El consumo de tabaco aumenta el riesgo de padecer de hipertensión arterial, ya que su principal componente, la nicotina, provoca vasoconstricción (estrechamiento) de las arterias y aumenta el riesgo de infarto al miocardio, entre otros.
  2. Reduzca el consumo de sal: Un elevado consumo de sal, aumenta la presión arterial, y retiene agua provocando hipertensión, que a su vez puede provocar, a largo plazo, insuficiencia cardiaca.
  3. Ejercítese: Se ha demostrado que realizar actividad física por al menos 5 días a la semana durante mínimo 30 minutos, disminuye riesgo de padecer enfermedad cardiaca, previene la obesidad, sobrepeso y todas las enfermedades derivadas de ella (diabetes mellitus, infarto, hipercolesterolemia), además ayuda a la salud mental.
  4. Procure manejar el estrés: Momentos de mucha ansiedad y tensión, aumentan la frecuencia cardiaca y la presión arterial, lo que aumenta el trabajo del miocardio y conlleva a un riesgo de infarto, dañando además las arterias.
  5. Agende chequeos médicos: Es importante someterse a chequeos médicos periódicos que permitan detectar cualquier enfermedad a tiempo y tratarla, además, debemos controlar la presión arterial y niveles de colesterol.

Recuerde que, si tiene algún síntoma como dolor opresivo de pecho, falta de aire al caminar o hacer las actividades diarias a las cuales está acostumbrado, debe consultar en ese momento. Si no tiene síntomas la recomendación es iniciar controles después de los 40 años con medición de presión arterial, exámenes de colesterol, glicemia (azúcar en sangre), ácido úrico, entre otros.

Tome en cuenta estas acciones y disminuya el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular.

Dra. Melissa Rodríguez Israel
Cardióloga de la Red Médica MediSmart.

Descargo de responsabilidad médica

« Regresar