Emergencias médicas de otorrinolaringología

  • 11.09.2017

Las emergencias en los niños de la especialidad de oídos, nariz y garganta son muy variadas. Se pueden clasificar de acuerdo al órgano involucrado.

Hay que decir que la edad más susceptible para hacer travesuras con los orificios naturales del cuerpo está comprendida entre los 3 y 5 años de edad, esta etapa es una etapa psicológica de exploración corporal, de búsqueda de orificios naturales, por esta razón los niños se introducen diferentes objetos en los oídos y en la nariz.

De igual manera degluten objetos extraños a nivel digestivo.

Dentro de los cuerpos extraños en la nariz se puede clasificar como orgánicos e inorgánicos. Por ejemplo se pueden introducir cucarachas, mosquitos etc. Y los inorgánicos que son los más frecuentes como abalorios, baterías de relojes, piedras, hule espuma, papel higiénico, piezas de juego de tipo lego y cualquier objeto que el niño o niña encuentre al alcance de su mano. Les va a producir una dificultad para respirar, mal olor en la nariz y secreción de un material mucoide en una de las fosas nasales. Resulta ser una verdadera emergencia y deberá resolverse lo más pronto posible.

Igualmente los cuerpos extraños en los oídos pueden ser orgánicos e inorgánicos. El cuerpo orgánico debe ser inmovilizado con algún material que lo detenga que puede ser glicerina líquida o alcohol. Para luego buscar un médico especialista para extraerlo. Los cuerpos extraños inanimados en oído no son una emergencia inminente, esto significa que no peligra la vida del niño y puede ser extraído por un médico especialista de tipo otorrinolaringólogo al día siguiente de la emergencia. Muy diferente son los cuerpos extraños en vía aérea laríngea, deben ser extraídos de inmediato y la extracción debe ser en sala de operaciones de forma inmediata.

Existen emergencias relativas como las fracturas de la nariz que pueden ser importantes por la inflamación y dolor que producen al niño, de ahí la importancia de dar un tratamiento analgésico que disminuya el dolor y edema de la cara, y poder evaluar el septum nasal.

Si se requiere hacer una reducción de la fractura nasal debe ser realizada en sala de operaciones. Si hay acúmulo de sangre dentro de la nariz es importante que sea extraída y recibir tratamiento médico con antibióticos para que el cartílago de la nariz no se licúe y pierda soporte nasal. Existe el sangrado nasal como emergencia en la infancia y es importante detenerlo con compresas frías y compresión digital sobre el punto de sangrado de lo contrario se procederá a realizar un taponamiento nasal por el médico especialista.

Dra. María Virginia Seravalli
Otorrinolaringóloga, parte de la Red Médica MediSmart

Descargo de responsabilidad médica

« Regresar