Imitación del hermano menor al mayor

  • 16.09.2019

En las familias donde hay grupos de hermanos (as), las peleas son más común de lo que se quisiera, las razones pueden ser varias: rivalidad entre los pequeños, el querer obtener la atención de los padres, celos y porque al hermano (a) mayor le molesta que el menor repita todo lo que él hace.

Si, así como lo lee, cuantas veces hemos escuchado decir al hijo mayor "mami/papi dígale a José que deje de hacer lo que yo hago!!!!" La imitación del hermano (a) menor al mayor sucede por varias razones, y no necesariamente porque el niño más pequeño quiere ocasionar una pelea y poner el ambiente tenso.

Entre alguno de los autores psicológicos que plantean los modelos de aprendizaje de los niños se encuentra Albert Bandura, quien expone que una de las formas de aprendizaje de los pequeños es a través de la observación e imitación. Los niños absorben todo lo que ven y escuchan a su alrededor, de esta manera replican gestos, palabras, comportamientos e incluso reacciones emocionales.

El círculo social más cercano para los niños es la familia y por lo general en ella se encuentran las figuras significativas, al ser el hermano mayor un referente para los pequeños se convierte en un potencial modelo a seguir y por ende de imitación.

Pero ¿Por qué el hermano (a) mayor es un referente? A continuación, las razones:

  1. Porque los menores lo consideran como un igual, con capacidades más desarrolladas y que realiza cosas más atractivas por su capacidad cognitiva, y porque además es una figura importante para el niño (a).
  2. En muchas ocasiones los papás utilizan al hermano mayor como un referente de comportamiento, y por esto es común escuchar a los adultos decirles a los niños, "Pedro pórtate bien porque si no tu hermano va a hacer lo mismo" o "usted es el mayor, debería de dar el ejemplo".
  3. Los hermanos mayores llevan a cabo conductas de protección con los más pequeños, por lo que les brindan seguridad y confianza.
  4. Los niños menores solicitan ayuda a los mayores por sus capacidades y relación de confianza.
  5. Los pequeños ven a los más grandes como un maestro, ya que, sin conciencia de querer serlo por parte de los mayores, los menores ven en ellos el ejemplo a seguir.

Ahora bien, ¿Qué pueden hacer los papás para que la dinámica entre ambos sea más asertiva? Conversar, hablar mucho con los hijos y explicarles. Al mayor lo que esta sucediendo y lo importante que es él para el más pequeño, explicarle que lo que el niño hace no es para molestarlo, si no todo lo contrario que le quiere y admira tanto que desea ser como él. Y al menor, que para que sea bueno y grande no es necesario que haga todo lo que hermano hace, que, si necesita ayuda para algo, la solicite, pero que al igual que su hermano mayor poco a poco irá adquiriendo las habilidades necesarias para hacerlo.

Es importante que considere que el éxito de la relación entre los pequeños va a depender en como los adultos los acompañen en el proceso de formación y desarrollo.

Carla Quirós
Psicóloga de la Red Médica MediSmart.

Descargo de responsabilidad médica

« Regresar