Importancia de las rutinas en los niños

  • 03.09.2018

Una rutina es una costumbre o un hábito que se adquiere al repetir una misma tarea o actividad muchas veces. La rutina implica una práctica que, con el tiempo, se desarrolla de manera casi automática, sin necesidad de implicar el razonamiento.

"El hábito es un mecanismo estable que crea destrezas: un hábito bien adquirido y ejecutado nos permite hacer frente a los acontecimientos cotidianos".

Beneficios de establecer rutinas:

  • Planificar con antelación: La rutina les ayuda a programar sus actividades de antemano.
  • Coherencia: Los niños prosperan más en un entorno sólido y coherente. Está claro que les gustan los cambios y las emociones, pero la rutina completa su profunda necesidad psicológica de estabilidad.
  • Control: La posibilidad de elegir algunos aspectos de su rutina, por ejemplo, dejar que decida cuando quieren jugar o cuando leer un libro, permite a los niños tener, hasta cierto punto, control sobre su mundo.

Consejos básicos:

  • Avisar con antelación cuando se produzca un cambio en la rutina para que el niño tenga tiempo de adaptarse a él.
  • Introducir cambios. Cuando más tiempo lleve establecida una rutina, más difícil les resultará a los hijos adaptarse al cambio. Por ello es interesante introducir pequeños cambios de vez en cuando de forma intencionada.
  • No ser esclavos de las rutinas. Llega un momento en que tanto los padres como los hijos, terminan cansados de las costumbres, por lo tanto, es hora de cambiarlas.
  • Acordar las rutinas: Es recomendable, al final del día, hablar con nuestro hijo sobre la actividad que ha realizado.
  • Utilizar las rutinas en nuestro beneficio. Por ejemplo, si sabemos que nuestro pequeño echa una larga siesta por la tarde, usemos ese tiempo en nuestro beneficio.

EJEMPLOS DE RUTINAS DIARIAS

Rutina de la mañana:

  1. Levantarse
  2. Bañarse
  3. Tender la cama
  4. Cepillarse los dientes
  5. Tender el paño
  6. Desayunar
  7. Recoger el plato

Rutina de la tarde:

  1. Cambiarse el uniforme
  2. Merendar
  3. Descansar / Tiempo libre
  4. Repasar materia y realizar asignaciones
  5. Alistar el bulto
  6. Alistar el uniforme

Rutina de la noche:

  1. Cenar
  2. Leer
  3. Acostarse a dormir

IMPORTANTE. Incluir en la rutina, distintas actividades que el niño (a) realice. Por ejemplo: clases de futbol, danza, tutorías, visita a familiares, vida espiritual (si la familia lo práctica), etc.

Mónica Rojas Villalobos.
Especialista en psicopedagogía, parte de la Red Médica MediSmart.

Descargo de responsabilidad médica

« Regresar