Infertilidad y posibles tratamientos

  • 30.05.2019

La infertilidad se define como la incapacidad de conseguir un embarazo después de un año de intentar lograrlo por medio de relaciones sexuales frecuentes (de 3 a 4 veces por semana sin ningún método anticonceptivo) en las pacientes menores de 35 años, y después de 6 meses en las pacientes mayores de 35 años.

¿Cuándo debe una pareja consultar a un especialista en Medicina Reproductiva?

Las parejas deben consultar cuando cumplan con la definición anterior, o en el caso de ser conocidos por alguna enfermedad por la que ya previamente recibieron asesoramiento y consejo reproductivo preconcepcional. También se puede visitar un especialista en medicina reproductiva cuando el hombre o la mujer poseen alguna enfermedad que reducen sus capacidades reproductivas.

Posibilidades de un embarazo

La posibilidad mensual en el ser humano de lograr un embarazo es de un 22 a un 25%, por lo que es prudente dar varios meses, hasta incluso un año de tiempo. Cuando pasan 6 meses la probabilidad sube a 65%; y al cabo de un año, un 85% de las mujeres que lo intentaron estarán embarazadas.

El 15% de las parejas restantes requieren algún tipo de intervención para lograr un embarazo. No obstante, no todas las personas van a necesitar un tratamiento médico, en varias ocasiones lo que se recomienda es un cambio a un estilo de vida saludable para conseguir el embarazo.

¿Qué puede hacer una pareja en casa para poder lograr un embarazo?

Las parejas no deben de restringir las relaciones sexuales a ciertas fechas específicas, ya que esto termina por generar estrés, angustia y hasta falta de interés en el encuentro sexual. Procure tener relaciones sexuales de tres a cuatro veces por semana de forma aleatoria y sin anticonceptivos.

Es importante que, si tienen problemas de sobrepeso u obesidad, traten de reducirlo en al menos de un 10% por medio de ejercicios y dietas saludables, ya que esto es un pilar fundamental para mejorar la oportunidad de un embarazo.

Y otro punto que deben de considerar las personas que anhelan ser padres, es la suspensión de conductas de riesgo como los son: el fumado, el consumo de alcohol y el uso de drogas ilícitas.

Diagnóstico de infertilidad de la Pareja

Para diagnosticar a una pareja con infertilidad, deben de evaluarse varios puntos por medio de exámenes de laboratorio y gabinetes específicos, por ejemplo: un análisis de su estado general, pruebas en sangre por enfermedades de transmisión sexual que pudieran afectar al bebé, un examen del semen del hombre, análisis del factor ovulatorio, tubo peritoneal, uterino, cervical (parte anatómica de la mujer) endocrino (función hormonal) y reserva ovárica. Es importante que se cuente con la asesoría de su médico tratante ya que incluso algunas pruebas se deben realizar en un momento determinado del ciclo menstrual de la mujer.

Tratamientos

Es posible que su doctor les indique iniciar con la corrección de los factores ambientales o conductuales de riesgo detectados como: fumar, mala alimentación o sedentarismo. En ocasiones se requerirá de medicación para mejorar el manejo de la insulina alta, problemas de tiroides o prolactina alta.

En las mujeres se pueden utilizar inductores de la ovulación o incluso inyecciones llamadas menotropinas para realizar una estimulación ovárica controlada; y en algunos casos se puede requerir de cirugías endoscópicas (menos invasivas) o cirugías mayores.

Otros manejos médicos que se pueden dar son:

  • Inseminación intrauterina: consiste en la colocación de una muestra de semen de la pareja capacitada, es decir, preparada en el laboratorio por un microbiólogo especializado que lo deja en el momento óptimo a la ovulación. Este procedimiento es mínimamente invasivo y se realiza en el consultorio médico.
  • Fecundación in vitro: Es una técnica de reproducción asistida de alta complejidad. Bajo la indicación y control médico se genera una hiperestimulación ovárica controlada, obteniéndose varios óvulos por medio de una punción folicular. La paciente para ello estará sedada y en un quirófano, luego un microbiólogo con capacitación en embriología humana realiza la fecundación del espermatozoide con el óvulo, bajo un ambiente muy controlado, para luego desarrollar los embriones y se culmina con la transferencia embrionaria entre 3 y 6 días fecundados.

Dr. Jerchell Barrantes Solórzano
Especialista en ginecología, obstetricia y medicina reproductiva humana, parte de la Red Médica MediSmart.


GLOSARIO:

Análisis del factor ovulatorio: estudios dirigidos para detectar problemas relacionados al desarrollo, maduración y ruptura adecuada del folículo. Es decir, estudia todo el proceso hormonal que lleva a cabo la mujer para lograr ¨preparar¨ un óvulo para su fecundación. Incluye la estabilidad hormonal, la menstruación y el ciclo de la ovulación de la mujer.

Factor del Tubo peritoneal: se trata de estudios para detectar problemas con las trompas de Falopio, los cuales son los conductos que permiten el transporte de los espermatozoides, la fertilización, el transporte del embrión, hacia el útero.

Factor uterino: este análisis está relacionado con la capacidad del útero para el transporte de espermios, implantación del huevo y mantenimiento del embarazo.

Factor cervical: este análisis estudia la función del cuello uterino en cuanto a su función del ciclo reproductivo que permite la entrada del espermatozoide dentro del útero. Se buscan afecciones a esta parte del cuerpo de la mujer y el estado del moco cervical.

Factor endocrinológico: estudia a las pacientes desde un ángulo de sus hormonas y como esto puede afectar la concepción.

Reserva ovárica: cantidad de óvulos que se tienen disponibles en los ovarios.

Inductores de la ovulación: es el crecimiento de uno o varios folículos del ovario, cada folículo contiene un óvulo que al madurar podrá ser fecundado.

Inyecciones de menotropinas: medicamentos que estimulan la ovulación de la mujer.

Transferencia embrionaria: es un procedimiento de reproducción asistida que se usa en la fecundación in vitro y permite la fecundación de los ovocitos en el laboratorio, o sea, fuera del organismo de la mujer. Aquellos óvulos fecundados que tengan una posibilidad alta serán transferidos al útero de la mujer.


Descargo de responsabilidad médica

« Regresar