Lo que necesita saber sobre: El Bocio

  • 30.09.2018

¿Qué es bocio?

Cuando se habla de bocio, se habla de tiroides de un tamaño mayor al usual. Es importante recordar que la glándula tiroides está localizada en el cuello, adelante de la tráquea; y se encarga de producir la hormona tiroidea, responsable de controlar el metabolismo.

¿Todos los bocios son iguales?

Existen diferentes formas en la cual se puede presentar un bocio:

  1. Bocio difuso: esto quiere decir que toda la glándula está aumentada en tamaño.
  2. Bocio nodular y el bocio multinodular: en el caso del bocio nodular hablamos de que la tiroides presenta un abultamiento o pelota en un sector de su estructura, lo cual se conoce como nódulo tiroideo. En el caso de bocio multinodular es lo mismo, pero con dos o más nódulos y esto es lo que produce que la glándula sea más grande de lo usual.

¿Cuáles son las causas de que una persona presente un bocio?

Hay distintas enfermedades en la tiroides que se relacionan con un aumento en el tamaño de la glándula tiroides:

  1. Bocio por deficiencia de yodo: se le conoce también como bocio endémico, éste prácticamente no existe en nuestro país, ya que la sal es yodada. Sin embargo, existe el peligro de que el bocio por deficiencia de yodo pueda retornar, debido a la moda de usar sal marina, la cual no es yodada.
  2. Inflamación de la tiroides: esto se conoce como tiroiditis. La tiroiditis es un proceso de inflamación de la tiroides, el cual usualmente es crónico y por lo tanto indoloro. Se da porque el cuerpo produce defensas contra la tiroides y la ataca, provocando que pueda dejar de funcionar y llevar a que la glándula deje de producir cantidades suficientes de hormona tiroidea, terminando en lo que se conoce como hipotiroidismo. A este tipo de bocio se le llama también "Tiroiditis de Hashimoto".
  3. Hipertiroidismo: es un exceso en la producción de hormona tiroidea. Algunos hipertiroidismos se presentan como bocio.
  4. Bocio congénito: se presenta desde la niñez. Usualmente se da debido a que la maquinaria para producir hormona tiroidea es inadecuada, y para compensar, la glándula crece en tamaño.
  5. Nódulos benignos: se presenta como bocio nodular o multinodular, siendo estos nódulos tumores benignos.
  6. Nódulos malignos: en algunos casos los nódulos en la tiroides pueden corresponder a cáncer. Sin embargo, es importante resaltar que la cantidad de nódulos no tiene relación con el riesgo de cáncer de tiroides. El bocio difuso nunca es cáncer.

¿Qué síntomas puede producir el bocio?

Los síntomas por un bocio se pueden dividir en dos grupos:

Síntomas por el crecimiento de la glándula:

Estos son usualmente compresivos. Si el bocio crece mucho puede causar apretazón de la tráquea y llevar a tos, sensación de estorbo en garganta y hasta falta de aire. También puede producir dificultad para tragar, principalmente sólidos, debido a que puede comprimir el tubo digestivo (esófago).

Síntomas por la causa del bocio:

Hay distintas enfermedades o condiciones que pueden llevar (o se relacionan) con un bocio. Por ejemplo: un hipertiroidismo, en el caso de un bocio por hipertiroidismo además de los síntomas mencionados, puede haber: taquicardias, palpitaciones, sudoración, insomnio, fatiga, pérdida de peso y aumento del calor debido al exceso de hormona tiroidea. Si la persona presenta un hipotiroidismo podría sentir fatiga, piel seca, mucho frío, leve aumento de peso o hinchazón, entre otros síntomas.

¿Cómo se valora un bocio?

Un bocio se puede descubrir por medio de un examen físico. Se palpa el cuello por parte del médico y en muchos casos es necesario el ultrasonido de cuello, para valorar las características del bocio.

¿Existe tratamiento para el bocio?

El tratamiento va a depender de la causa del bocio, algunas veces no requiere de ningún tratamiento. Si un bocio produce síntomas de tipo compresivo como dificultad para tragar o tos, podría ser necesario una cirugía para remover una parte o toda la tiroides. Lo mismo aplicaría si el bocio presenta nódulos que resultan ser cáncer. Para saber si un nódulo es benigno o maligno a veces puede ser necesario tomar una biopsia.

Cuando el bocio es por hipotiroidismo o hipertiroidismo, podría disminuir de tamaño con tratamiento oral (pastillas).

En algunos casos, de hipertiroidismo se requiere dar yodo radiactivo, el cual, produce que la glándula se haga más pequeña.

A veces existen bocios que no producen ningún problema y estos se podrían solo mantener en observación.

Dr. Luis Alejandro Chaves.
Especialista en endocrinología, parte de la Red Médica MediSmart.

Descargo de responsabilidad médica

« Regresar