Los enemigos silenciosos de la salud

  • 15.12.2017

Según datos de la OMS la principal causa de muerte en el mundo son las enfermedades crónicas siendo la primera de ellas los problemas del corazón (cardiopatía isquémica) luego los derrames cerebrales (AVC).

La hipertensión, la diabetes y las dislipidemias (colesterol y/o triglicéridos elevados) son de los principales factores de riesgo para sufrir un infarto de corazón o un derrame cerebral (AVC) muchas veces sin llegar a sentir síntomas de que tenemos estas enfermedades y cuando se presentan los síntomas ya hay daños en nuestro cuerpo o es muy tarde.

  • Empecemos con la hipertensión también conocida como presión alta, su causa tiene múltiples factores entre ellos la edad, los antecedentes familiares, fumado, el sobre peso, entre otros. Esta puede causar problemas en la retina, los riñones y como mencionamos antes, infartos o derrames cerebrales.
  • La diabetes es uno de los problemas que se presentan cada vez en personas más jóvenes por la mala alimentación que está teniendo la población mundial, creando resistencia a la insulina y lesionando el páncreas por lo que este producirá menos insulina conforme pase el tiempo. Al igual que la hipertensión los daños son a futuro provocando daño en las arterias, lo que ocasiona problemas de visión (retina), riñones, nervios (perdida de sensibilidad), debilidad del sistema inmune, ulceras, infartos y derrames cerebrales.
  • Por último y no menos importante el colesterol y triglicéridos que nos van a ocasionar ateroesclerosis (depósito de grasas en todas las arterias del cuerpo) eso hace que las arterias no puedan llevar la misma cantidad de sangre a las diferentes partes del cuerpo creando una baja oxigenación del órgano (como una angina de corazón) o si una placa de ateroma se rompe esta ocasiona un trombo el cual bloquea la arteria y este genera un infarto en el órgano afectado ya sea un infarto del corazón, una trombosis pulmonar o un derrame cerebral.

Todas estas complicaciones las podemos diagnosticar con un chequeo general anual de la presión, glicemia en ayunas y perfil de lípidos para así poder regular lo antes posible estas enfermedades ya sea con cambios de estilo de vida o con tratamiento para evitar llegar a una complicación grave como las que mencionamos.

Como estas enfermedades no nos dan molestias normalmente las ignoramos y no les ponemos la atención que deberíamos.

La decisión de cómo queremos estar de salud en el futuro es de nosotros, si por ejemplo queremos quedar en cama por un derrame cerebral o si preferimos invertir un día al año en nuestra salud garantizándonos poder tener una vida normal con las menores complicaciones posibles cuando seamos adultos mayores.

Dr. Kevin Corella Ruiz
Médico General, parte de la Red Médica MediSmart.

Descargo de responsabilidad médica

« Regresar