¿Qué hacer en caso de una quemadura solar?

  • 02.04.2018

En el verano, algunos aprovechan los días libres para escapar a la playa, la montaña, el parque, u otros lugares recreativos. Pero, en medio del descanso y la diversión, olvidan extremar las medidas de protección solar. Estas medidas pueden ser de protección física, como el uso de gorra, sombrero, camisas o camisetas con mangas; o protección química, como las cremas con factor de protección solar de índice mayor a 30.

Las quemaduras solares suceden cuando la melanina (pigmento que protege la piel) no está en capacidad de repeler la radiación ultravioleta. En ese momento, la piel enrojece, arde, pica y duele; y en casos extremos, en pieles más sensibles, podrían brotar ampollas. Estos síntomas aparecen por lo general, pocas horas después de que la piel estuvo expuesta al sol, y generan un daño importante en el ADN de la piel que con el paso de los años puede provoca cáncer.

Hay que tener presente que no existe tal cosa como un "bronceado saludable". La exposición al sol sin protección puede causar quemaduras de primer y segundo grado. Así como envejecimiento prematuro y cáncer de piel, que por lo regular aparece en la adultez, pero que empezó a desarrollarse desde la infancia.

Recuerde que entre las 10:00 a.m. y las 3:00 p.m. la radiación ultravioleta es más alta. Además, tome en cuenta que, si va de paseo, es fundamental mantenerse hidratado. Cuide de los niños pequeños, pues las consecuencias de una quemadura pueden ser mayores en ellos. Y, por último, tenga cuidado con algunos medicamentos que vuelven la piel más sensible a la radiación solar.

Qué hacer en caso de una quemadura solar:

  • Tome un baño o ducha fría. Coloque paños frescos y húmedos sobre la quemadura. NO utilice agua helada para enfriar la zona.
  • NO utilice productos que contengan benzocaína o lidocaína. Estos pueden causar alergias en algunas personas y con ello, empeorar la quemadura.
  • En caso de presentar ampollas, los vendajes secos pueden ayudar a prevenir la infección.
  • Si no hay ampollas en la piel, puede aplicar una crema humectante para aliviar la molestia. NO use mantequilla, ni productos derivados de la vaselina o aceites. Estos pueden bloquear los poros de manera que el calor y el sudor no pueden escapar, lo cual puede provocar una infección. NO toque, ni arranque la capa superior de las ampollas.
  • Las cremas con vitamina C y E pueden ayudar a reducir el daño a las células de la piel.
  • Los medicamentos de venta libre, como el ibuprofeno o paracetamol, ayudan a aliviar el dolor causado por la quemadura. NO, les dé ácido acetilsalicílico (Aspirina) a los niños.
  • Las cremas de cortisona pueden ayudar a reducir la inflamación.
  • Debe usar ropa holgada y de algodón.
  • Beba mucha agua.
  • Consulte con un médico antes de aplicar cualquier remedio tópico.

Dr. Cristhian Alvarado Segura
Especialista en Dermatología, parte de la Red Médica MediSmart.

Descargo de responsabilidad médica

« Regresar